Florpedia

Árboles y arbustos 
Árbol Tilo: cuáles son sus características y cómo debemos cuidarlo 
Árboles frutales 
Arbustos ornamentales 
Arbustos y pájaros 
Chancros 
Clases de arbustos 
Cuidados básicos del árbol flamboyant 
Cuidados de los árboles frutales 
Dibujos de árboles 
Fotos de árboles 
Nombres de arbustos 
Tipos de arbustos 
 
Secciones de Florpedia

Árboles y arbustos 
Bonsáis 
Césped 
Claveles 
Flores 
Jardín 
Orquídeas 
Plantas 
Plantas de interior 
Plantas exóticas 
Plantas medicinales 
Plantas suculentas 
Ramos de flores 
Rosas 
Florpedia en Facebook
Florpedia en Google+
Florpedia en Twitter

Árbol Tilo: cuáles son sus características y cómo debemos cuidarlo

En este artículo te contamos cuáles son todas las características de árbol del Tilo y te damos algunas recomendaciones para aprender a cuidarlo. Nuestros expertos han seleccionado los mejores consejos y tips para poder cuidar un árbol del Tilo en nuestro hogar o jardín. Sigue leyendo para conocer las características de los tilos y saber cómo cuidar y cuáles son los requerimientos básicos del árbol del Tilo.

Características del árbol del Tilo

En primer lugar, debes saber que el tilo es un árbol de gran tamaño que crece de forma natural en el Hemisferio Norte y puede llegar a tener una altura de hasta 30 metros siendo ideal para cultivarlo en jardines de gran tamaño. Los tilos no requieren de muchos cuidados con lo que son una buena opción si estás empezando en la jardinería o quieres decorar un jardín por primera vez.

El árbol del Tilo es realmente un género de árboles que contiene aproximadamente treinta especies. Las más famosas son la Tillia platyphyllos y la Tillia cordata. Además de que todas estas especies tienen hojas caducas todas son capaces de llegar a tamaños ingentes y pueden llegar a vivir hasta 900 años en total. Se trata de plantas que dan mucha sombra y son una gran alternativa decorativa.

Cómo cuidar un tilo

A la hora del cuidar el árbol del tilo se debe tener en cuenta diferentes puntos. Primero que nada es importante tener espacio en el jardín para permitir al tilo desarrollarse de forma total. Además también es muy importante valorar que el árbol del tilo puede crecer en todo tipo de suelos, pero si queremos que se haga grande lo mejor es mantener la tierra siempre fresca y húmeda.

El tilo necesita a la vez sol y debe de estar al menos a treinta metros de otras plantas altas o de lo contrario cuando crezca generará problemas. También resulta básico plantar el tilo al menos a diez metros del hogar o de otro tipo de construcciones porque conforme empiece a hacerse grande puede llegar a dañarlas con sus raíces.

Asimismo, en la temporada de crecimiento, en verano y en primavera sobre todo, recomendamos abonar siempre usando abonos orgánicos como puede ser el guano o el estiércol de caballo. Si usamos otros abonos tendremos problemas porque nuestro tilo no crecerá tan fuerte ya que los abonos orgánicos siempre son la mejor alternativa.

Como decíamos más arriba, la tierra siempre debe estar húmeda para los tilos pero se debe evitar que se encharque si no queremos tener problemas. Si el clima en el hogar es seco recomendamos regar el tilo en verano unas tres veces a la semana mientras que si llueve bastante vale con dos veces por semana, al igual que durante todo el año.

A la hora de decidirnos a cultivar tilos en casa se debe tener en cuenta que se deben cultivar siempre las semillas en primavera. Además es importante tener paciencia porque durante el primer año es prácticamente imposible que vayan a germinar porque se encuentran protegidas por una cubierta que es realmente dura y para hacerla blanda será importante que las semillas tengan un choque térmico. Esto quiere decir que tienes que meterlas en un vaso con agua quemando de forma rápida y después dejarlas en un vaso a temperatura ambiente durante un día entero.

Entonces, cuando siembres las macetas o el árbol del tilo en el jardín deberás usar sustrato universal y añadir perlita dejando la zona húmeda y verás como en poco tiempo consigues resultados únicos. El árbol del tilo soporta muy bien las heladas, hasta menos quince grados, pero si hace mucho calor o más de treinta grados esto es malo para este tipo de árboles.

No hace falta podar el árbol del tilo, pero si ves que está creciendo mucho en otoño o hacia finales de invierno puedes cortar algunas de sus ramas. En cuanto a las enfermedades que suele padecer el árbol del tilo cabría destacar la Roya, un hongo que suele atacar a los tallos y a las hojas más verdes del árbol y la cochinilla algodonosa, sobre todo en los climas más secos y cálidos.



    
Aviso Legal   •   Condiciones de uso   •   Cookies   •   Contacto